GENIO Y FIGURA

GENIO Y FIGURA
Esas cosas de las que nunca se hablan...

22 sept. 2010

PARTIDA DE NACIMIENTO ADULTERADA

Partida adulterada
Ernesto Che Guevara “era” de Géminis según la fotocopia de la partida de nacimiento que tuve hace años en mis manos, pero el resto de la carta no concordaba con lo que sabíamos de él. Luego fue de conocimiento público que el certificado había sido adulterado: había nacido exactamente un mes antes. Así lo admitieron ante los medios tanto su padre como una astróloga amiga de su madre cuando le pidió a ésta los datos para hacerle la carta natal. El casamiento había sido “de apuro”, y viajaron a Rosario para disfrazar el nacimiento anticipado, cambiando en el certificado un mes exacto, pero dejando la hora y día intactos (su madre le confesó 30 años después del nacimiento a su amiga la astróloga Julia Constenla de Giusani la adulteración a fin de poder confeccionar adecuadamente la carta natal.

LA CARTA ASTRAL DEL CHE

El cielo del Che
Urano y la revolución El Ascendente, el signo zodiacal que ascendía por el Este en el horizonte al nacer, es decir que “nacía” al mismo tiempo que el Che, es el belicoso y militante Aries, y se encuentra en exacta conjunción (unión) a Urano, individualista, disruptivo y libertario, el planeta descubierto contemporáneamente a las revoluciones francesa y norteamericana. Marte, dios de la Guerra El regente del Ascendente . El regente es el planeta Marte, señor de la guerra, aquí en el signo de Piscis, el signo de la compasión y de lo marginal y subterráneo, y en el sector XII de la Carta, un lugar que dedicamos a “los otros”: allí aparecen indicadas la lucha por los desposeídos y los indigentes, así como su carrera de médico. Estos sectores o casas (tal como los denominamos los astrólogos) son divisiones del cielo que representan áreas de vida donde se expresan los planetas en cada carta. La Luna en Piscis, protectora universal La Luna , astro importante en toda carta natal y que habla de nuestras emociones, lo acompaña también en el oceánico Piscis y en Casa XII, mostrando su extrema sensibilidad al sufrimiento ajeno y su asma (la Luna también tiene que ver con la madre, y el primer ataque se dio cuando lo dejó de bebé a la intemperie bajo la lluvia mientras nadaba en una piscina). El Sol en Tauro De modo que Ernesto Che Guevara era de Tauro, signo conocido por su tozudez, el respeto de valores esenciales, el amor a la naturaleza (al igual que Piscis) y la actividad económica. Además del impulso que dio al agro y la valoración de lo vivo y el bienestar que caracteriza a ese signo, recordemos que fue ministro de Economía del régimen cubano y que los billetes emitidos iban con su firma manuscrita. El Sol en Tauro aparece acompañado aquí en la misma casa por su regente Venus, también en el signo de Tauro, al que rige. Venus, imagen del amor Este planeta se asocia con la dulzura, y durante su mandato se duplicó en Cuba la producción del azúcar. También se relaciona con la belleza: además de ser un hombre atractivo, su imagen quedó plasmada para siempre como un icono. Venus se vincula asimismo con el amor, y se exalta en el signo de Piscis. El mundo ilimitado de Piscis se relaciona con los mitos atemporales, y aquí vemos cómo el Ascendente, que la Astrología vincula con el rostro y el cuerpo físico, con los revolucionarios Urano y Aries ocupándolo, convirtió su imagen en un arquetipo de la lucha revolucionaria por el bienestar (Tauro). La mejor síntesis de su carta se encuentra en sus propias palabras: “Un revolucionario lo es por amor y no por odio. Si actuara influenciado por el odio, sería solo un mercenario”. * El autor es Director de Estudios de la Fundación Centro Astrológico de Buenos Aires (CABA)

TANIA

Una de las polémicas abiertas es la que se origina por la construcción de una leyenda negra que dice que la argentina-alemana Tamara Bunke, quien colaboró en la preparación de la base en La Paz de la guerrilla boliviana del Che, era una operadora de los servicios secretos de la RDA y por extensión de los soviéticos, labor que siguió haciendo en Cuba y en Bolivia, espiando y saboteando la guerrilla del Che.

La rocambolesca historia se origina en el libro de Daniel James (Che Guevara, una biografía), que cuenta que un agente de los servicios de Alemania oriental que desertó, la reconoció y dijo que Tamara había trabajado para ellos en control de extranjeros. La historia ha sido recogida y reiterada en otros libros. Friedl (Tania, la mujer que amó al Che, un libro absolutamente especulativo y a ratos hasta grotesco), basado en información policiaca, precisa: Männel, el desertor, aporta tan sólo un dato, en los primeros meses de 1961 Tamara Bunke era “agente informal” de los servicios alemanes. Lo que puede significar algo tan simple como que en una sociedad autoritaria y policiaca, Tania ofrecía, de manera libre o coaccionada, información a los servicios durante sus tareas de traductora. No hay que olvidar que desde los 18 años pertenecía al Partido Comunista alemán.